FELIZ AÑO 2015

8 de January del 2015

Recientemente, una delegación de responsables y servicios técnicos de todas las ASAJA Nacionales, hemos mantenido una intensa reunión para trasladar al FEGA  y a la Dirección General de Producciones y Mercados observaciones sobre los Reales Decretos de la nueva PAC. Se ha hablado tanto de esta PAC en los últimos dos, tres años y, especialmente, en los últimos meses, que irónicamente Fernando Miranda, Director General de Producciones y Mercados y anterior Presidente del FEGA, la define como, “la Reforma de la PAC jamás contada”. En ASAJA ARAGÓN creemos que no es tiempo ya de ironías ni sarcasmos sino de dar respuesta a muchas preguntas que los agricultores debemos conocer de una vez por todas. Comenzar una partida sin las reglas de juego, cuando ya hemos sembrado, ni es justo ni limpio ni decente. Se nos dice que se aplicará la proporcionalidad sobre los aspectos de incumplimiento en el grenning pero también nos comunican los “señores del asfalto” que sobre el “verdeo” se pueden generar grandes descuentos en el pago base. Otra de las sombras que han dejado caer sobre nosotros es la intencionalidad y la sospecha; una desviación superior al 25 por ciento en nuestra declaración nos coloca en situación de peligro en un  grupo de evaluación y riesgo bajo una nueva definición, “beneficio inesperado”. Olvidan los señores del asfalto, que muchos de los que han decidido concentrar su declaración en hectáreas “seguras”, lo han hecho obligados por las  decisiones que se han tomado al manchar de alquitrán hectáreas verdes. Susana Humanes, desde la Subdirección General de Cultivos Herbáceos e Industriales,  reconoce que  la Comisión Europea va realizando interpretaciones sobre la marcha, a instancias de las preguntas y demandas de los Estados Miembros. Desde ASAJA Aragón advertimos, una vez más, que no nos conformamos con la buena disposición y entendimiento a nuestras reivindicaciones. Hay cuestiones capitales para los intereses agrarios de España y de Aragón que la Comisión debe conocer y comprender para poder interpretar adecuadamente: el alfalfa, los pastos, las dobles cosechas, etc. y otros muchos aspectos agrarios, ganaderos y territoriales,  que si partieran de los países del Norte estamos seguros que serían interpretados correctamente. Por ello, les instamos a que defiendan nuestros intereses con claridad y contundencia. Pero claro, Grecia va sufrir un recorte de un 17% de toda su PAC por incumplimiento en pastos y dada la delicada situación de las arcas tanto nacionales como regionales, los diferentes Departamentos están obsesionados por cumplir a rajatabla los Reglamentos. Esto a ASAJA ARAGÓN nos preocupa, y mucho, y así se lo hicimos saber a los responsables de la DGPMA y el FEGA. Creemos que esta preocupación desmedida merma facultades para seguir luchando por cambiar lo que no está bien. Desde ASAJA ARAGÓN no vamos a dejar de insistir en todas las cuestiones que venimos planteando de forma machacona. Las vamos a seguir trasladando tantas veces como sea necesario. A su vez, a primeros de año vamos a elaborar una hoja de ruta con todas las cuestiones que estamos denunciando. Elaboraremos una guía PAC, tal como nos la presentan, y acuñaremos al final la hoja de ruta de ASAJA ARAGON. Queremos señalar también desde esta editorial, la importancia del acuerdo que acabamos de firmar en torno a la necesidad de coordinar las medidas horizontales del segundo pilar; esto es, el asesoramiento, la formación, la investigación y transferencia y la cooperación no productiva. La coordinación necesita de la presencia activa de todos: sector agrario, Departamento, Universidad y organismos de Investigación En el acto de la firma ASAJA ARAGÓN señalo y remarcó cuatro cuestiones fundamentales: Los acuerdos se firman para cumplirse Hay que garantizar los presupuestos, dotaciones y ejecuciones anuales Solo pueden estar en este acuerdo los que garantizan el interés general agrario. Aquí no cabe nadie que busque intereses particulares. La investigación y transferencia, la formación y el asesoramiento tienen que venir marcados por las necesidades y demanda del sector agrario. Nunca a capricho del investigador o el administrador de turno. La Universidad y los organismos de investigación tienen que estar siempre al servicio del sector. En estas fechas, no nos queda sino desear, climatológicamente y en precios,  un buen año y que el sentido común habite e ilumine a los diferentes responsables agrarios. Nosotros desde ASAJA velaremos con más celo si cabe por vuestros intereses.