AGPME critica la incongruencia del gobierno aleman con los transgénicos

29 de April del 2009

Pocos días después de sorprender al mundo entero al prohibir la siembra de maíz OGM (de la marca norteamericana Monsanto) en su territorio, la ministra alemana de Agricultura, Ilse Aigner, ha autorizado a la firma alemana Basf el cultivo de la patata transgénica denominada Amflora. Desde la Asociación General de Productores de Maíz de España (AGPME) nos preguntamos porqué argumentó el ministerio aleman para prohibir la siembra de maíz OGM que “existía riesgo medioambiental” y unos días después ese mismo riesgo medioambiental desaparece de un plumazo para la siembra de la patata OGM. Consideramos que la demagogia, las contraprestaciones políticas y usar los transgénicos como moneda de cambio con grupos de presión (por ejemplo los ecologistas) no parece un argumento de peso a la hora de fundamentar una decisión tan importante y que puede marcar el futuro de la alimentación y de los biocombustibles en nuestro planeta.  El vicepresidente de la AGPME, Carlos Ferrer, señalaba que “aquellas voces que hace unos días aplaudían la decisión del gobierno aleman de prohibir el maíz OGM, podrían ahora explicar qué opinan de esta aprobación de la siembra de patata transgénica en ese mismo país. Venimos denunciando hace días que las decisiones sobre los OGM no se toman con fundamentos científicos, sino políticos, de intereses o de intercambio de favores y nos parece lamentable”. La asociación ha valorado positivamente la intervención de la ministra en el Senado, y se recuerda, como hizo Elena Espinosa, que los OGM en agricultura solo son una pequeña parte, pues los transgénicos se utilizan en muchas otras disciplinas sin mayor problema (en medicina por ejemplo), y ademas en nuestro país todos los OGM que se comercializan vienen avalados por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, que ha estudiado que son seguros para los consumidores, los animales y para el medio ambiente. Ferrer ha vuelto a insistir en que “los transgénicos son el futuro, para la alimentación de lugares del planeta donde se pasa hambre, porque pueden consumir menos agua, tienen una reducción importante de fitosanitarios, podemos producir biocombustibles con ellos y estan avalados por científicos de todas las disciplinas en el mundo entero y por rigurosos estudios de campo. Creemos que son razones de suficiente peso”.