Resumen agrícola y ganadero 2014

19 de December del 2014

Los bajos precios y el veto ruso condicionan la rentabilidad de las explotaciones agrícolas y ganaderas de la provincia de Huesca.     CULTIVOS EXTENSIVOS Mantenimiento generalizado en las superficies cultivadas de cereales de invierno, trigo y cebada, descenso en el caso de guisante y repunte en el caso de la colza, con aumento de superficies en zonas concretas de nuestra provincia. Los rendimientos de la campaña han sido desiguales a lo largo de la provincia, con una mala cosecha, nula en algún caso, debido a la sequía en la zona árida de la provincia, normal en el caso de la zona media, y desigual en el caso de la zona fresca debido a incidencias climáticas Los precios han sido desiguales, con bajos precios en campaña y un ligero repunte conforme ha ido terminando el año, pero en todo caso lejos de ser unos buenos precios. En cuanto al maíz la disponibilidad de agua y expectativa de buenos precios hicieron incrementar las siembras, como es habitual repartidas entre primeras y segundas cosechas. El frío que se sufrió al inicio del verano ocasiono retrasos y algún problema en los primeros estadios del ciclo, más o menos graves en función de la fecha de siembra. En todo caso las suaves temperaturas de fin de verano y otoño han permitido acabar el cultivo sin problemas. En cuanto a rendimientos, sin haber terminado todavía la recolección, son inferiores a pasadas campañas. Los precios son la parte negativa del cultivo, con unos niveles que no permiten cubrir los costes de producción y que van a dejar pérdidas a los maiceros oscenses.   ARROZ Descenso en las hectáreas sembradas de arroz en la provincia de Huesca. Las razones son el bajo precio del arroz, las expectativas de buenos precios en otros cultivos de regadío, el paso de riego a manta a riego por aspersión y la falta de ayudas específicas al cultivo, así como las dificultades del cultivo motivadas por la retirada de materias activas del mercado. En este sentido este año ha habido grandes ataques de piricularia que ha sido difícil de combatir por esta retirada de materias activas. Una vez más los precios pagados esta campaña no sirven para compensar los costes de producción y el esfuerzo realizado por el agricultor en un cultivo con elevadas exigencias en mano de obra.   ALFALFA Por segundo año consecutivo ha disminuido la superficie destinada a alfalfa, de una manera más acusada que en la campaña anterior. Las dificultades arrastradas en la anterior campaña y las expectativas de altos precios en los cereales han lastrado a este cultivo. La exportación sigue absorbiendo la mayoría de la producción oscense, a lo largo de este año se ha comenzado a exportar a China, lo que abre las opciones de mercado de este producto. En cuanto a calidad la inestabilidad del verano se ha traducido en una dificultad a la hora de conseguir buena calidad en la totalidad de los cortes, lo que puede conllevar un problema para la exportación del producto terminado. Continúan en algunos casos stocks en almacenes de segundas y terceras calidades que pueden llegar a ser un problema para la deshidratadora en cuestión. Campaña con claroscuros y una necesidad de reflexionar que orientación se quiere dar a este producto.   FRUTA DULCE Aunque todavía no están cerrados los datos definitivos de producciones y exportaciones, para definir de forma rápida como se ha saldado este año, puede afirmarse sin duda, que ha sido la peor campaña frutícola desde 1992. Dentro de un contexto en donde de los últimos 10 años, 7 de ellos han sido años malos. La primera parte de la campaña en mayo - junio las especies más tempranas, como cereza y albaricoque, han registrado precios entre un 20 y un 30% inferiores a los de 2013, pero con producción más sana, (por el precedente Rusia-Ucrania). El balance positivo en estas especies es lo que antecede al desastre posterior. A inicios de julio, las variedades de melocotón y nectarina registran precios de coste, es decir entre 0,30 y 0’40 €/kg, para entrar en precios por debajo de coste antes de final de mes. El cierre del mercado ruso (que supone el 50% de la exportación de fruta de hueso en Aragón) el 11 de agosto ha hecho que para la fruta de agosto se hunda el precio de tal manera que no se cubre ni la mitad de los gastos de producción. La especie Prunus persica es la principal por hectáreas en España y en Aragón. Dentro de este grupo los paraguayos o melocotones planos, han registrado hasta mitad de julio precios ligeramente por encima o iguales a los costes de producción, en cambio nectarina y melocotón han tenido infraprecios desde mitad de julio. Denunciar a la CE por la crisis de la fruta de hueso costará hasta 5.000 €, Por empresa y según el número de firmas que reclamen tras la caída de precios y el veto ruso. Futuro incierto para un sector claramente exportador y con peso en la economía oscense.   FRUTOS SECOS La climatología no ha sido adversa este año y no ha habido problemas de sequía, aunque sí que ha debido afectar el viento ya que el cuajado final en variedades tardías ha sido inferior a la cantidad de floración que se veía. La campaña del 2014 se ha caracterizado por temperaturas suaves y lluvias desiguales, lo que ha obligado a algunas zonas o variedades, a tratar más para la mancha ocre que en otras. El cambio varietal y a los buenos precios del cultivo durante estos dos últimos años ha provocado un incremento de cultivo que ha dejado desabastecido los viveros,  desde finales de verano, destacando el incremento en superficies de regadío en las zonas  en las zonas fruteras La cosecha de almendras de este año ha venido marcada por los buenos precios de arranque de campaña  que se siguen manteniendo a fecha de hoy  y la buena cosecha a nivel productivo, resintiéndose en la provincia solamente las alguna de las variedades de floración tardía.   VID La superficie de viñedo en la provincia de Huesca se mantiene en las 5.500 hectáreas con una pequeña variación en la D.O. Somontano, por los arranque efectuados por agricultores que se jubilan. La cantidad de uva recolectada durante la presente campaña ha sido de 18.000 tn de uva, de los cuales poco más de 15.000.000 Kgs han sido en la DO Somontano, lo que supone un descenso del 28% con respecto al año anterior. El verano que tuvo temperaturas un poco más frescas de lo habitual y el mes de septiembre, con tormentas frecuentes, han provocado una maduración más pausada. Esta evolución en la maduración junto al buen estado sanitario y una menor cantidad de uva hace prever una muy buena calidad en la presente campaña Las ventas del vino han ido mejorando debido al incremento de las exportaciones  y  consolidación de los países pertenecientes a América del Norte. Los precios de la uva se siguen manteniendo como en campañas anteriores no  repercutiendo todavía en el viticultor dichos incrementos de ventas de vino.   OLIVO La influencia el sector oleícola en la producción final agraria altoaragonesa es pequeña, pero es uno de los de mayor tradición familiar, dado que existen en torno a 3.000 explotaciones en la provincia de Huesca con una superficie total de 8.000 ha (6.000 ha secano y 2.000 ha regadío). El cultivo ha tenido en la provincia de Huesca la peor campaña de la década, a nivel productivo, con 4.500 tn centrándose el 80% de la producción en las superficies de regadío El mercado del aceite de oliva virgen ha incrementado el precio un 50% en relación al año anterior pero no se ha trasladado al precio de la aceituna percibido por los agricultores  que llevan cinco años con precios entre 30€ - 0,45 €/kilo, no cubriendo el 90% de las explotaciones (plantaciones tradicionales) los gastos de explotación. Cabe destacar que la climatología suave de verano y otoño ha provocado el mayor ataque de mosca desde 1997 incrementando las perdidas productivas de la campaña.   GANADERÍA EXTENSIVA Un año más la climatología ha tenido gran importancia en el devenir de las explotaciones dedicadas a la ganadería extensiva. Esto es debido a que la alimentación del ganado se hace fundamentalmente a diente y la disponibilidad o no de pasto supone el tener un balance positivo o negativo de campaña. El frio del invierno pasado supuso que los animales pudieran salir a pastar más tarde que en otras campañas, así como un menor posibilidad de recogida de hierba de los prados. Por el contrario las lluvias del verano y la suavidad en temperaturas del otoño han permitido que los animales hayan estado más tiempo sin necesidad de ser estabulados. En cuanto a precios han sido bastante estables a lo largo del año, con una tendencia bajista. Los meses de octubre y noviembre se ha producido una parada en los sacrificios de vacuno, algo inusual hasta la fecha. El balance de la campaña se puede considerar como aceptable, no tanto por los buenos precios de venta del producto, si no por los menores costes de alimentación de otras campañas.   GANADERÍA INTENSIVA La ganadería intensiva tampoco se ha librado de los efectos del veto ruso, afectando al sector porcino. El cierre de este mercado ha ocasionado descensos en los precios, en algunos casos por debajo del umbral de rentabilidad. Como en campañas anteriores los graves lastres de la ganadería intensiva son los coste de producción, causados en su mayoría por los elevados requisitos en materia de bienestar animal y medio ambiente que la Unión Europea exige a sus explotaciones. El sistema de recogida de cadáveres es también un punto de preocupación para el sector, ya que se considera que se puede conseguir un precio menor para el ganadero que el actual. Las últimas propuestas legislativas en cuanto a gestión de estiércoles pueden suponer un grave lastre para el sector de la ganadería intensiva, que se encuentra en una clara fase de expansión, sobre todo el avícola y el porcino.   DESARROLLO RURAL Otra vez más año complicado en cuanto a desarrollo rural, seguimos hablando de recortes en las ayudas, retrasos en los pagos y convocatorias de ayudas con insuficiente presupuesto para el total de solicitudes. Las ayudas a la incorporación se convocaron el pasado mes de abril, presentándose un gran número de solicitudes que seguramente harán insuficiente el presupuesto disponible. En idéntica situación se encuentran los planes de mejora de explotaciones, gran número de solicitudes, en algunos casos coincidentes con solicitudes de incorporación Ambas convocatorias se encuentran sin resolver. Por otro lado expedientes de incorporación y mejora aprobados de convocatorias anteriores, que han hecho y pagado las inversiones a lo largo de esta campaña no han cobrado todavía la ayuda, con el consiguiente perjuicio económico. Las ayudas de la Indemnización Compensatoria siguen con los recortes y retrasos de anteriores campañas, con una gran afección a las zonas desfavorecidas de la provincia de Huesca. Las ayudas agroambientales se encuentran en idéntica situación. Gran incertidumbre de estas ayudas en el nuevo periodo de programación.