LOS REGANTES ANUNCIAN MOVILIZACIONES

24 de November del 2008

La Federación Nacional de Comunidades Regantes (Fenacore) anunció hoy movilizaciones generalizadas en toda España si el Gobierno no adopta medidas que 'alivien' la presión económica que sufren los agricultores a causa de la caída del precio de los productos agrarios, la subida de tipos de interés y el encarecimiento de la factura eléctrica. Fenacore aseguró que una subida del 90% de los costes energéticos en poco más de seis meses (el 30% anunciado para el próximo año unido al 60% experimentado el pasado mes de julio por la desaparición de las tarifas especiales) podría frenar el proceso de modernización de regadíos, lo que hace inviables los procesos de transformación ya en curso. Por otro lado, denunció que el encarecimiento del precio del dinero ha provocado que el coste de los intereses derivado de estos procesos de modernización de regadíos se hayan incrementado, al igual que ha ocurrido con los gastos de la financiación de los medios de producción, tales como la maquinaria y los fertilizantes. Además, las restricciones crediticias impuestas por las entidades bancarias han dificultado al máximo el acceso a préstamos para sufragar los gastos derivados de su actividad, 'ahogando' financieramente a los regantes que en estos últimos años han asumido importantes inversiones en la modernización de regadíos. Esta situación, según la Federación, se ha visto además agravada por la fuerte caída del precio de los productos agrarios, reduciendo los márgenes de rentabilidad de los agricultores. En este sentido, cultivos como los cereales han visto reducido su valor en el mercado hasta en un 50%. Con el fin de aliviar esta situación, la Federación solicitó al Ejecutivo que adopte un paquete de medidas orientadas a aliviar la 'asfixia' económica que padecen los agricultores y que está poniendo en peligro la viabilidad del sector. En concreto, solicitaron la habilitación de créditos blandos y la bonificación de intereses para hacer frente a la falta de liquidez, pagar únicamente por la potencia realmente utilizada en cuanto a la factura eléctrica se refiere y la necesidad de la aplicación de un tipo reducido de IVA en el suministro de electricidad para los regantes.