Los productores amenazan con impedir la entrada de melocotón amarillo en las industrias

8 de July del 2009

El verano puede ser “movido” en el sector de frutas y hortalizas, que estaba viviendo una situación de cierta normalidad, alterada por las fuertes presiones de la distribución y de la industria que están intentando apretar los precios por debajo de los umbrales no ya de la rentabilidad, sino a pérdidas para el productor, para poder seguir manteniendo sus márgenes. El secretario regional de ASAJA Aragón, Carlos Ferrer, ha señalado que “en las últimas horas se ha producido una reunión en Murcia, en la que la industria ofrecía 15 céntimos/kilo para melocotón amarillo para conserva, han llegado a ofrecer hasta los 21 céntimos, pero las cooperativas han anunciado que por debajo de 30 céntimos, no entrará ni un camión con melocotón amarillo para industria, incluso con piquetes llegado el caso, porque la situación es insostenible”. Esta situación ya fue denunciada ayer en la reunión que tuvo lugar en Madrid, con las organizaciones agrarias, cooperativas, productores, Fepex y comunidades autónomas, y se puso sobre la mesa la fuerte presión de la industria y de las cadenas de distribución que intentan comprar a la baja, a pesar de la buena fluidez de mercado. La producción teme por ejemplo que la industria conservera vaya a comprar a países como Grecia si no se aceptan sus condiciones, y desde ASAJA se pide al ministerio que esté atento a estos movimientos, como también a la posible entrada de producto de países terceros sin aranceles, lo que supone una competencia desleal que debe ser puesta de manifiesto ante la UE. En cuanto a la situación general de mercados en fruta en fresco es de fluidez, por lo menos para la fruta Calibre A, sin problemas de precios, problemas que sí han tenido las frutas de menos calibre y las cestas envasadas, pues la gran distribución está presionando ofreciendo precios con los que el productor no salva ni los costes. En próximas fechas habrá una valoración en profundidad del sector de fruta de hueso, sector que quiere enviar a la UE y al MARM un mensaje de unidad, de apuesta por las certificaciones, el rigor y la calidad. No obstante, el sector es consciente, y existe preocupación puesto que todas las producciones agrícolas están en un momento muy delicado, y las frutas y hortalizas no son ajenas a ello.