Los almendricultores, espectantes ante la entrada del pago único en 2012

4 de May del 2009

El responsable de Frutos Secos de ASAJA Huesca, también responsable nacional, José María Alcácera, ha analizado en Diario del Altoaragón la situación del sector. 'Los precios de la almendra desde el 2005, que fueron muy buenos, experimentan un ciclo bajista y creemos que este año han tocado fondo, pero con la crisis actual no vemos claro que remonten', afirma José María Alcácera, quien explica que, en la actualidad, en España se produce menos almendra que antes, pero se importa más y se tiene 'cada vez más stocks' que provocan esa disminución de los precios. 'Llevamos tres campañas con precios muy bajos y la gente no se plantea ni reconvertir las plantaciones ni hacer nada y sólo mantiene lo que tiene. Y esa es una de las claves del sector, que sea o no competitivo. Estamos en un 'impasse' a ver si los precios siguen tan baratos', alerta Alcácera. El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino ha encargado un estudio sobre la situación de los frutos secos en España, que abordará las variedades, la calidad, las superficies, los costes de producción, la comercialización, los aspectos medioambientales o la producción ecológica, y 'con las conclusiones de este trabajo se pretende relanzar el cultivo de los frutos secos y del almendro que es el más importante de ellos por superficie', resalta Alcácera. Este estudio se realiza antes de que el sector entre en el pago único, previsto para el próximo 1 de enero de 2012 y que va a suponer un cambio sustancial debido a la reducción de la ayuda económica a los frutos secos. Así, a partir de esa fecha, la subvención para un agricultor profesional será de unos 120 euros por hectárea, la mitad de lo que percibe actualmente. Esta decisión podría provocar la desaparición de plantaciones, y el análisis que se está efectuando servirá para saber 'qué pasará si se quitan las subvenciones' según J.M. Alcácera. En la actualidad, se estima que en Aragón hay alrededor de 67.000 hectáreas de almendros, de las cuales 18.000 se han plantado en los últimos cinco años, y 8.000 serían de más de 35 años. También hay otras superficies que se han abandonado, según datos aportados por el propio Alcácera. Las plantaciones de 5 a 30 años son las que se encuentran en producción. En la provincia de Huesca hay 13.000 hectáreas de este cultivo por detrás de Teruel con 21.000 y Zaragoza con 33.000.