LA DGA atendió la petición de Asaja Aragón y convocó la mesa de climatología adversa

20 de February del 2009

La petición de ASAJA Aragón realizada por escrito el día 26 de enero para analizar con la administración regional los daños por viento huracanado en infraestructuras, cosechas, naves, etc. que tuvo lugar el fin de semana del 24-25 de enero, dio como resultado la convocatoria de la Mesa de Climatología Adversa el 19 de febrero. En la reunión también se analizaron los daños por las últimas crecidas del río Ebro. Respecto al vendaval, Eva Crespo, dijo que Agroseguro ha recibido partes de siniestros de unas 6.000 hectáreas, principalmente de maíz. En infraestructuras, donde los daños han sido puntuales, el Departamento destinará 100.000 euros a la reparación de infraestructuras de riego en la zona de regadío de interés nacional de San Juan de Flumen y Cartuja de Monegros, donde se han dañado unas conducciones.  En cuanto a las crecidas del río, y a la espera de que se pueda realizar una evaluación de los daños, el Departamento estima que la crecida de los días 29 y 30 de enero afectó a unas 3.500 hectáreas, mientras que la de los días 14 y 15 de febrero anegó unas 5.000 hectáreas, principalmente de trigo, alfalfa, hortaliza y en menor medida, frutales. La Secretaria General Técnica ha informado de que el Departamento de Agricultura y Alimentación va a proponer al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino que se modifiquen las fechas de contratación de seguros en zonas inundables con el fin de evitar casos en los que la crecida del río llega antes del inicio del periodo de contratación de dichos seguros. En esta ocasión, hay dos cultivos que todavía no tenían abierto el periodo de contratación de seguros, como es el cereal de invierno y la alfalfa de primer año. En este sentido, Eva Crespo ha indicado que, una vez evaluados los daños, el Gobierno de Aragón estudiará algunas medidas para aquellos agricultores que se encuentren en esta situación, siempre y cuando tuvieran asegurados sus cultivos el año pasado. Asimismo, el Gobierno de Aragón va a estudiar la posibilidad de aumentar el porcentaje de retirada voluntaria de tierras en las zonas afectadas si se producen daños importantes, de tal forma que los agricultores no sufran mermas en las ayudas comunitarias. De la misma manera, solicitará al Ministerio una rebaja de los módulos fiscales por municipio y tipo de cultivo.