ASAJA ARAGóN SOLICITA ENTREVISTARSE CON EL DELEGADO DEL GOBIERNO POR LOS ROBOS EN LA PROVINCIA DE ZARAGOZA

1 de December del 2008

En las zonas rurales se siente cierta indefensión ante las oleadas de actos delictivos que padecen los agricultores y ganaderos. En la comarca de Calatayud por ejemplo, en los últimos dos años se han producido medio centenar de robos relacionados con el mercado negro del cobre, y desde ASAJA Aragón se ha pedido una entrevista con la Delegación del Gobierno en Aragón para pedir a las autoridades que se ponga freno a esta situación. En concreto este pasado fin de semana se producía el robo del transformador eléctrico de la Cooperativa COVINCA; los delincuentes primero robaron un tractor practicamente nuevo, y con él arrancaron el transformador eléctrico de la cooperativa. “Por el cobre que tiene esa instalación, los ladrones percibiran unos 300 euros en el mercado negro; para la cooperativa, este acto delictivo supondra unos gastos en reparaciones superiores a los 18.000 euros. Casi sale mas a cuenta dejar los 300 euros en un sobre encima del transformador y que no hagan semejante estropicio”, señala el interventor de la cooperativa, Andrés Gimeno. En esta zona, este tipo de robos no es nuevo, pues al parecer en los últimos dos años se han producido nada menos que medio centenar de robos, todos relacionados con los transformadores eléctricos y el cobre. En la comarca se tiene la impresión de que existe una mafia bien organizada, que dispone de información y que golpea con seguridad. El Secretario Regional de ASAJA Aragón, Carlos Ferrer, señala que “estos robos se han denunciado a las autoridades, y si existen denuncias, y tal vez los cuerpos de seguridad tengan pistas de por dónde se mueve la compra-venta de cobre, deberían poner freno a estas acciones, que causan un grave perjuicio económico a los agricultores, por el gasto en enterrar los transformadores o en reparar los daños que les causan los ladrones”.   Esta situación ha llevado a ASAJA Aragón a solicitar formalmente una entrevista con la Delegación del Gobierno en Aragón, para intentar consensuar posibles medidas de protección para las familias del medio rural. “Estamos hablando de criminales organizados, y de situaciones que crean alarma ciudadana; la cooperativa COVINCA tiene guarda jurado, y han burlado la vigilancia. Creemos que del cobre que se roba las autoridades y cuerpos de seguridad pudieran tener pistas de por dónde se mueve y quién lo compra, pues es un mercado muy concreto, y nosotros desde luego necesitamos soluciones”, señala Carlos Ferrer. En esa misma entrevista, ASAJA quiere intercambiar información con las autoridades sobre robos y hurtos en general en el medio rural, pues en los últimos meses hay sensación de que se han incrementado los actos delictivos en las zonas rurales, con sustracción de maquinaria, aperos, gasóleo, animales, etc.