Asaja Aragón participa en la Convención Elecciones Europeas del Partido Popular Aragón

25 de March del 2014

El portavoz de Asaja Aragón, José Fernando Luna, representó al sector agrario en la ponencia “La Agroindustria: Palanca para el desarrollo y la vertebración de Aragón”   En la Convención participaron otros miembros de Asaja Aragón, como la tesorera y secretaria general de Asaja Zaragoza, Emilia Guillén, o el presidente de la Camara Agraria Provincial del Alto Aragón, Jesús Escario.   José Fernando Luna centró su intervención en los tres pilares que tiene el complejo agroindustrial: producción, transformación y elaboración y comercialización. Destacando, ademas, la sanidad y calidad de nuestros productos agroalimentarios, sujetos a numerosas normas comunitarias, nacionales y autonómicas, que generan un sinfín de obligaciones y controles.   Dentro de la rama de producción destacó la importancia que tiene este sector en todas las comarcas aragonesas, y la variedad de producciones que en ellas se dan, hablando de un “continente en miniatura” por encontrar tantos productos distintos en nuestra comunidad.   Remarcó la necesidad de un apoyo a la agricultura dentro de la Política Agrícola Común, tanto en el primer pilar con las ayudas directas, como en el segundo pilar con las ayudas al Desarrollo Rural. Apoyo a la incorporación de jóvenes, a la mejora de explotaciones, a las zonas desfavorecidas son vitales para el mantenimiento de la actividad, así como el tener una sensibilidad especial con las mujeres de medio rural, la vida en nuestros pueblos pasa porque las mujeres se queden en el medio rural, y no como meras espectadoras sino con una papel protagonista.   Destacó la obligación que tiene la agricultura de alimentar a una población en constante crecimiento, lo que por fuerza se debe hacer aumentando la producción. La mejora de regadíos, la genética vegetal y la mejora de razas ganaderas es imprescindible para conseguir este objetivo. Para conseguir esta intensificación agrícola sostenible sólo se puede contando con el agricultor y el ganadero y el apoyo de una universidad y científicos libres y objetivos.   Dentro de la rama de transformación y elaboración destacó la importancia que tienen dos sectores concretos, como son el porcino y las frutas y hortalizas, generadores en ambos casos de un gran número de puestos de trabajo, tanto directos como indirectos. Exigió un cambio de mentalidad hacia el mundo empresarial, ya que la sociedad tiene que valoras, respetar al empresario, ya que es un tesoro.   En cuanto a la rama de comercialización demandó un unión de la oferta, y aporto por la obtención de un producto diferenciado, de calidad, para entrar en mercados exigentes con un elevado valor añadido. Todo esto sin dejar de lado la obtención de un producto lineal, entrando sin miedo a la competencia en un mercado puro y duro. Destacó la importancia de abrir mercados, para lo cual la labor del ministro de exteriores debe ser vital. Y recordó que somos un producto de cambio, pero no una moneda de cambio.   Concluyó recordando que la alimentación es inherente al ser humano, y que no es mas basica que la educación o la sanidad, pero sin tan basica como ellas. Por eso la implantación de un asignatura de agroalimentación en las escuelas es fundamental para que los niños aprendan a valorar la importancia de una buena alimentación para su salud y para el sostenimiento de nuestra sociedad.