El mapa de regionalización. Cronología de los despropósitos

11 de December del 2014

Abrir el debate o la posibilidad de cambiar el mapa de regionalización cuando se nos había dicho que no había ninguna posibilidad de hacerlo, es de una grave irresponsabilidad por quienes lo han permitido. No se pueden crear conflictos gratuitos de intereses entre comarcas, sectores, agricultores y ganaderos. El problema esta servido. Para quienes no conozcan la cronología de los hechos, vamos a intentar relatarla brevemente en este editorial. En junio de 2010 la Comisión abre un amplio debate público sobre la nueva  Reforma. El 12 de octubre de 2011 presenta las propuestas oficiales. En el verano de 2012 se presentan las propuestas de enmiendas de ASAJA. Las conclusiones por parte de ASAJA Aragón son muy claras: no nos gusta nada una PAC que busca una tarifa plana y que no contempla la diversidad agraria y productiva de Aragón, y no nos gusta tampoco una PAC volcada en la tierra que no contempla para nada a mas de la mitad de la renta agraria de Aragón:  la ganadería. Para ASAJA hay tres cuestiones fundamentales a tener en cuenta: contemplar la variedad e intensidad productiva, contemplar la ganadería y el territorio (zonas desfavorecidas y zonas aridas). El 14 de febrero de 2014 a través de una plataforma creada en septiembre del año anterior, una amplia delegación aragonesa, con el Consejero de Agricultura a la cabeza y las Organizaciones Agrarias y Cooperativas, se traslada a Bruselas y mantiene una entrevista con el Jefe de Gabinete del Comisario, Sr. Ciolos, y el Subdirector General del COMAGRI, Sr Pacheco. Trasladamos nuestra honda preocupación, la oposición frontal a la tarifa plana y la necesidad de extender las cuestiones anteriormente mencionadas. El Jefe de Gabinete nos atiende muy atentamente; no tanto el señor Pacheco, que se muestra molesto ante la insolencia de presentarnos ahí con unas propuestas tan alejadas de esa clara propuesta por parte de todos los países del norte de Europa en torno a la PAC ligada a la Ha. y a la tarifa plana. A lo largo de los meses siguientes, nuestro Ministro, Miguel Arias Cañete, con su Directora General, Isabel García Tejerina, en clara oposición a la tarifa plana, extienden su plan de trabajo en la consecución de los objetivos mencionados. Se pretende no crear conflictos entre territorios y perceptores para lo cual se trabaja con la idea de dejar las cosas como estaban. El Status Quo es el guión a seguir y se acomoda a su vez, como se puede, la laguna de la ganadería y algunas producciones agrarias, a través del 12 por ciento que se rescata para la parte Asociada. Con ese objetivo común se llega a un acuerdo a través de las diferentes Conferencias Sectoriales donde cada uno de los Consejeros defiende lo suyo. El guión es el mismo: no transferencia entre Comunidades, no transferencia entre perceptores; el mapa se cierra en base a la regionalización productiva del año 1992 por lo que se percibirían ayudas similares a las percibidas hasta ahora. Tras el acuerdo de la última Conferencia Sectorial se traslada a las Organizaciones Agrarias, tanto desde el Ministerio como desde nuestra Consejería y desde nuestros propios órganos Nacionales, que no hay ninguna posibilidad de modificar los estratos que se nos presentan en cada Comunidad porque ello supone un grave problema una vez cerrado el acuerdo. Los estratos se han elaborado en base a tres cuestiones fundamentales: el mapa administrativo (el de 1992), el mapa agronómico (secano, regadío, pastos y cultivos permanentes) y la intensidad económica y productiva (lo que cada uno venía cobrando de la última PAC). Desde ASAJA Aragón, hemos dicho hasta la saciedad en todos los foros a los que hemos asistido que esta es una PAC que no nos gusta y por qué. Hemos dicho que para plantear políticas Agrarias serias hace falta 'tiempo' para extender planificación y conocimiento de, por, y para todos los agricultores y también de, por, para el territorio. Nuestra PAC hubiera sido muy distinta porque en ASAJA ARAGóN el planteamiento es con todos: con el regadío, con la ganadería, con las zonas desfavorecidas y cómo no, con Teruel,  Bajo Cinca y Monegros. Con lo anteriormente citado, creemos que el Ministerio cae en una grave irresponsabilidad dejando entrever siquiera la posibilidad de abrir una puerta que ellos mismo dijeron era imposible abrir. Y se comportan como irresponsables también aquéllos que abordan ahora esta cuestión, si creían que existía antes la mínima posibilidad: el mapa y las intenciones se vienen extendiendo desde hace muchos meses en todos los foros nacionales y autonómicos. Hay muchas injusticias en esta PAC. El Status Quo es perverso  entre otras cuestiones en cuanto a que ese inmovilismo favorece también a quien no produce. Se podría haber ido mucho mas alla, pero a nosotros no nos han dado posibilidad de hacerlo. Por ello, es 'infumable' e 'indecente' abrir ahora esta cuestión y pasarnos a nosotros el problema. Y es mas indecente e infumable pasarnos ahora esta patata caliente en la que para volcar lo que las comarcas legítimamente piden hay que detraer de otros sectores y productores (algunos como los pastos ya habían perdido). Los tiempos sí importan. Sería ilógico por parte de las diferentes Administraciones (nacionales y regionales) ir en la dirección de la tarifa plana (2 estratos) cuando han venido defendiendo frente a la Comisión Europea lo contrario (16 estratos). Y por otra parte, insistimos una vez mas que si había alguna posibilidad habría que haberla contemplado antes de que los agricultores conocieran el mapa. Hacerlo ahora no tiene nombre porque es crear guerras y conflictos gratuitos entre agricultores. Y precisamente ahora que han abierto el conflicto, desde ASAJA Aragón hemos extendido a la  Consejería la necesidad de buscar ayudas para Monegros, Bajo Cinca y Teruel fuera del presupuesto que afecta a los demas sectores. Quién genera los conflictos esta obligado a resolverlos. Esperemos que sea así para evitar enfrentamientos innecesarios, que no benefician a nadie.   Angel SamperSecretario ASAJA-Huesca