EL CONSEJERO ARGUILé APUESTA POR EL DESACOPLAMIENTO TOTAL

25 de November del 2008

El consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, ha manifestado que prefiere el desacoplamiento total de las ayudas agrarias y apuesta por un plan de reestructuración para el sector primario que permita no perder el dinero que la Unión Europea destina al sector. Para Arguilé, en el momento en que la UE decidió el desacoplamiento en 2003, España tomó el camino intermedio, a su juicio el peor, ya que obligó a las CCAA a realizar un gran esfuerzo debido a que tenían que hacer frente a dos sistemas. Esto provocó que algunas comunidades no gestionaran bien las ayudas y que se distribuyeran menos del 70 por ciento de las mismas. El consejero defendió no obstante la gestión en Aragón, al apuntar que se llegó al 97 por ciento de esos fondos, aunque la comunidad perdió 2 millones de euros por acoplamiento. El consejero del ramo ha reconocido que ha cambiado de opinión en relación a esta cuestión, ya que en un principio defendió el acoplamiento pero cree que hay que adaptarse a las decisiones de la Unión Europea. Al Gobierno de Aragón no le satisface el quitar un 10 por ciento de las ayudas directas y destinarlas a desarrollo rural, ya que sostiene que es un porcentaje demasiado alto. Arguilé dice que si no hubiera ayudas directas habría ciertos productos que desaparecerían, provocando una crisis alimenticia. El presupuesto total de la Unión Europea son 45.000 millones de euros, de los cuales 5.100 millones de euros van dirigidos a España. De éstos, 454 millones de euros se destinan anualmente a las ayudas directas en Aragón. A esta cantidad, habra que restarle el 10 por ciento para el desarrollo rural, lo que supone 45 millones de euros.