Editorial febrero 2016. Líneas rojas

12 de February del 2016

En las últimas semanas estas dos palabras, “líneas rojas”, han cobrado un protagonismo inusual en boca de nuestros políticos. Muchos no dejan de pronunciarlas, pensando que así aclaran sus posturas de manera contundente; …y algo dicen, pero poco.  No basta con manifestar los límites que uno no va a sobrepasar; para construir hay que decir alto y claro aquello en lo que se cree, lo que esta dispuesto a hacer para conseguirlo… y, por supuesto, ponerse manos a la obra. En ASAJA sabemos por experiencia que mas que líneas rojas, que por supuesto las hay, debemos dirigir la mirada a aquello que nos une, que siempre ha de ser (o debería) el bien común. En este mes de Enero, el Comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, ha presentado a la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo una serie de medidas para simplificar la PAC. La propuesta busca “acabar con el clima de temor” que experimentan los agricultores al pedir las ayudas. El pasado 12 de enero un extenso cuadro técnico de ASAJA ARAGON mantuvo una ardua reunión de trabajo para abordar y aplicar soluciones a la gran problematica generada con la aplicación de la nueva PAC: impagos, errores, retrasos, interpretaciones incorrectas, CAP, pastos, correcciones de oficio, modificaciones, retraso en las convocatorias, etc. (de todo ello informamos en paginas interiores). Desde ASAJA ARAGON venimos insistiendo machaconamente en la necesidad de simplificar burocracia y elevar la figura del servidor público en detrimento del policial, inspector o inquisidor. La mayor parte de los funcionarios desean desarrollar sus funciones dentro de este ambito de servicio y ayuda al agricultor, pero el mandato que se les ha encomendado esta lejos de su deseo, de su area de conocimiento y de su formación académica. No necesitamos agrónomos, veterinarios o forestales para ejercer de policías. Tenemos que señalar, y así lo venimos transmitiendo con insistencia, que los agricultores, casi en su totalidad, no tienen animo defraudador sino todo lo contrario. Cuando la renta media europea dobla con creces la media de la renta agraria, cabría pensar que el agricultor, para compensar lo que no paga el consumidor vía precios, utiliza para vivir esa compensación PAC. Lejos de lo que muchos piensan (influidos tal vez por el  aire contaminado que respiramos en la sociedad que nos rodea) la fuerte vocación que tiene el agricultor le lleva a invertir y reinvertir lo que a veces no tiene y necesita para vivir. Nuestro Consejero, Joaquín Olona, en la reunión mantenida con ASAJA el día 12, nos comunicó que en la reunión previa que durante la mañana había mantenido con las OCAS (por los problemas derivados de la aplicación de la PAC) había transmitido a sus responsables que “ante la duda se ayude al agricultor”. Desde ASAJA apuntamos, una vez mas, que no podemos permitir que en esta regresión moral que acontece en la sociedad actual los buenos tengan que sufrir los mecanismos de rigor y control establecidos para los malos. Pedimos a nuestro Consejero que transmita una circular interna con esa observación que trasladó en la reunión de las OCAS porque es muy importante para todos nosotros acabar con ese “clima de temor” como apunta al Parlamento Europeo, el Comisario Phil Hogan. Y estos son graves aspectos de forma que hay que cambiar, pero en el fondo, hay muchas cuestiones en las Políticas Agrarias Europeas que piden cambios profundos que se tienen que producir no sólo en cuanto a una justa redistribución conforme al grado de profesionalidad e implicación dentro del sistema productivo y el territorio, sino también con los mecanismos de aplicación y las buenas practicas y exigencias de condicionalidad y bienestar animal. Y es en estas últimas parcelas donde tenemos que detenernos una vez mas; las reglas de juego tienen que ser iguales para todos. Estamos muy preocupados ya que las firmas de acuerdos de libre comercio con países terceros fuera de la UE no contemplan la reciprocidad con el modelo de producción, y como muestra de ello un ejemplo: los costes de producción (derivados en buena medida por  las exigencias europeas de buenas practicas) del vacuno de carne son casi un 50% superior que en EEUU; y en el caso del porcino, huevos y vacuno de leche en torno al 40%. Y tenemos que señalar también en este momento, la difícil situación en que se encuentran los precios de los cereales que pueden lastrar gravemente la economía de muchas explotaciones agrarias. El sistema productivo necesita mecanismos que extienda unas mínimas garantías Ya apuntamos en su día que cuando se quiere preservar el estado de bienestar aislandolo del productivo corremos un grave riesgo de estrangular lo que pretendemos. Y sirva de ejemplo la fabula de la gallina de los huevos de oro de Samaniego: el dueño avariento, anhelando rapidamente un nuevo huevo de oro, mató la gallina para sacar el huevo rapidamente de su interior y se encontró sin huevo y sin gallina,  El equilibrio es siempre la garantía de bienestar y progreso. Se pueden sacar huevos de la cesta casi tan rapido como se meten, pero primero hay que meterlos. Y sobre todo, no nos olvidemos de alimentar bien  la gallina.