Editorial: ¡BRUSELAS, TENEMOS UN PROBLEMA!

17 de March del 2015

La popular frase '¡Houston, tenemos un problema!' fue pronunciada el 13 de abril de 1970, cuando los tres astronautas de la NASA de la misión “Apolo 13” se vieron forzados a abandonar sus planes tras encenderse los pilotos de alarma debido a la explosión de los tanques de oxígeno. Esto ocurrió a 320.000 km. de la tierra, a mucha menos distancia de la que se encuentra la Política Agraria Europea de nuestro medio rural y de sus habitantes, de nuestros agricultores, del medio ambiente, del interés general y del sentido común. A los astronautas les fallaron los tanques de oxígeno. A la Agricultura con mayúsculas, le falta PULMóN; su propio pulmón, el que le han quitado los políticos que se enredan y empecinan una y otra vez con una normativa regida por el despropósito y el desconocimiento debido a su lamentable incoherencia urbana. La misma incongruencia que prohíbe actuar sobre los lechos de los ríos por razones “medioambientales” permitiendo que el agua, que debería ser bien de todos, se convierta en mal de muchos, destrozando  casas, granjas, cultivos, bienes públicos y privados, ante la mirada impotente de sus propietarios, que ven como el esfuerzo de toda una vida queda arruinado en unas horas. Por eso es urgente escuchar a quienes desde nuestro verdadero conocimiento del medio rural y ganadero clamamos desde hace mucho tiempo por la REGULACIóN DE LOS RíOS, y actuar utilizando todas las medidas a nuestro alcance, modificando las normativas que miran hacia otro lado mientras ganaderos y agricultores, propietarios de pequeñas fincas, habitantes de los pueblos hartos de achicar agua en sus casas, garajes y trasteros, se sienten impotentes y desesperados, riada tras riada. El puente de la Cincomarzada fue para muchos un puente al abismo, a la incertidumbre, al dolor, a la pérdida de mas de 9000 cabezas de ganado, de hectareas enteras de cosechas, de casas y bajos y cocheras…  mientras tanto desde el Puente de Piedra las fotos y los “selfies” de quienes nada tenían que perder hacían de la tragedia espectaculo, con los Leones de Zaragoza tan atónitos como quien escribe esta editorial.  La Virgen ya no duerme, ni el Ebro guarda silencio al pasar por el Pilar, ante tanto desvarío. Por otra parte, el título de esta editorial da juego para un tomo extraordinariamente voluminoso, porque “¡Bruselas, tenemos un problema… detras de otro!”.  La legitimación de la Política Agraria Común es una de las cuestiones con mayor controversia. Como decía nuestro experto y querido amigo Pedro Narro: “intentaras legitimar la PAC con el objetivo de conseguir lo contrario”. En este sentido, son muchas las contradicciones que conlleva: ¿a qué tipo de agricultura nos conduce?. ¿Qué papel tiene el agricultor (si es que lo tiene) en esta propuesta?. ¿Dónde estan las propuestas territoriales?.  ¿Dónde “campan” las propuestas agrarias?.  ¿En qué lugar “pacen” los sectores ganaderos?. ¿Qué papel se le deja a la iniciativa y al emprendimiento?. ¿Por dónde se piensan conducir los modelos asociativos?, ¿y los de integración?. ¿Realmente hay una apuesta seria por y para las Interprofesionales, OP y Cooperativas? y ¿qué se piensa hacer con las razas y ADS? y ¿qué pueden esperar las zonas mas desfavorecidas? y  a los jóvenes que realmente se incorporan ¿les podemos dar alguna esperanza?.... Son tantas las preguntas que nos hacemos como luces de alarma se encienden en el medio rural. Ahora mas que nunca es imprescindible que el medio urbano conozca a fondo la lucha, los esfuerzos, el día a día del mundo rural que, por otra parte, le sustenta a través de sus productos materiales y “bienes inmateriales” (como tan de moda esta ahora decir de todo aquello que nos enriquece aunque no sea tangible).  Por ello, en estas fechas previas a las elecciones municipales y autonómicas, desde ASAJA Aragón hemos expuesto a los diferentes grupos políticos una magnífica propuesta, que necesita de su voluntad política para germinar: crear en el Pabellón de Aragón de la Expo un espacio de transmisión continua de conocimiento del medio rural hacia el medio urbano. Creemos que existe un déficit brutal en este sentido y qué mejor espacio que éste para ofrecer un espacio informativo para todos, con contenido formativo para los adultos, pero también lúdico para los pequeños, que en definitiva dé a conocer –y reconocer- lo que hacemos y producimos en los pueblos, nuestras costumbres y nuestro idioma universal: el de la madre naturaleza, la de todos; y no nos sirve el pequeño o el medio ambiente, sino el ambiente grande, el de “vive y deja vivir”, el del respeto, a la madre, a la naturaleza y a la gente que habita el territorio.  ¡Ahí queda nuestra propuesta, a ver quién la recoge!. En ASAJA creemos de todo corazón que sería de gran ayuda para todos poder obrar desde el conocimiento. éste es el mejor cauce para las riveras y la mejor garantía para inundar el territorio de riqueza y bienestar y también la mayor despensa de habitats y alimentos para el medio urbano. Y termino con una frase que resume todo lo escrito en esta editorial: “No basta saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer” (Goethe).   angel Samper SecorúnSECRETARIO GENERAL DE ASAJA ARAGóN