BALANCE AñO 2008 SECTOR AGROGANADERO

12 de January del 2009

“Como se mantengan los precios como estan, creemos que va a ser una debacle”. Es la opinión de José Fernando Luna, presidente de la AEA Asaja Hues­ca, al realizar un balance del año que ya ha finalizado para el sec­tor agroganadero. Considera que hay una “incertidumbre total” entre el agricultor y ganadero y, por este motivo, la organización agraria esta preparando, “de la mano con la Confederación de Empresarios”, una jornada de analisis, que podría celebrarse a principios del mes de febrero, con la idea de que sea “un pis­toletazo para, a partir de ahí, sa­ber lo que hay que hacer”. A este encuentro se va a invitar a agentes sociales relacionados con el mundo agropecuario en la provincia, como entidades banca­rias, Camara Agraria, sindicatos, Federación de cooperativas, co­munidades de regantes, asocia­ciones ecologistas, entre otros. Esta jornada servira para “analizar el sector y que cada uno apor­te sus ideas de cómo esta y cómo puede salir adelante”, apunta Luna, quien remarca que, desde su punto de vista, “falta liquidez y políticas nacionales de apoyo a la agricultura porque los embal­ses dependen de Madrid y las po­líticas agrarias de que haya una ministra fuerte negociando en Bruselas”. Luna hace un repaso de lo acontecido en los cultivos de secano y de regadío en el Alto Aragón. Por lo que respecta a la cebada y el trigo, recuerda que 2008 empezó con sequía y que las lluvias de primavera llegaron tarde para que los cultivos del sur del Alto Aragón se pudieran recu­perar. La cosecha, por lo tanto, ha sido muy desigual y, en cuanto a precios, pese a que se registró un repunte durante la recolección, después hubo “una caída en pica­do hasta ahora, que no ha finali­zado. Esto ha sido motivo de que muchos agricultores mantengan todavía parte o mucha de su co­secha almacenada”. Ante esta si­tuación, la organización propone como solución que el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino planifique “una expor­tación de cebada porque en Ara­gón tenemos muchas toneladas en el almacén”. En lo que se refiere a maíz y girasol, el responsable de la AEA Asaja Huesca indica que no ha sido un buen año para “el agri­cultor valiente” que, tras las pre­cipitaciones de primavera, apostó por segundas cosechas ya que los precios han sido y son bajos. Lu­na calcula, por ejemplo, que, a día de hoy, una hectarea de maíz supone perder casi 274 euros de media. En el caso del girasol, se ha vendido a un precio tres veces inferior a como se preveía. En la otra cara de la moneda se situarían el arroz y la alfalfa, con los que sí se han obtenido bene­ficios. Sobre el primero, ademas, Luna hace la siguiente reflexión: “Si estamos modernizando toda la superficie de regadío de la pro­vincia también debemos pensar que el arroz es un cultivo que no se puede hacer por riego por as­persión, tiene que ser por riego de manta. Tendrían que planifi­car en dejar alguna zona deter­minada como reducto para poder cultivar el arroz de la provincia”. DISPONIBILIDAD DE AGUA Por otra parte, el presidente del sindicato agrario remarca la importancia de la disponibilidad de agua para que el agricultor pueda llevar a cabo una planifi­cación, una proyección a largo plazo. “Para nosotros es impor­tantísimo el tema del agua, no se esta avanzando y en estos mo­mentos de abundancia es cuan­do hay que pensar en que hay que hacer regulaciones”, comen­ta. Ademas, subraya que es ne­cesario “un negociador agrario, que tendría que ser en este caso alguien encargado del GA que va­ya a Madrid a buscar las partidas presupuestarias que hacen fal­ta para el desarrollo de obras hidraulicas. En cuanto al ovino, Luna subraya que “se ha acertado con el tema del desacoplamiento para el 2010. Siempre estamos dicien­do que el ganadero no debe man­tener ovejas para cobrar el dinero de la PAC porque esta mantenien­do una explotación a pérdidas para cobrar un dinero para po­der igualar los costes que él esta manteniendo”. Asimismo, señala que la ganadería se ha visto muy afectada en 2008 por el aumento del precio de los piensos. El responsable de la organización agraria se refiere también a otros temas importantes del año ya finalizado como el chequeo médico de la PAC, que califica de “fiasco” porque supone “un re­corte” en las ayudas al sector. So­bre las políticas rurales, comenta que “se ha contado muy poco con la opinión de los sindicatos agrarios o directamente con la opinión del agricultor y ganade­ro” y considera que se tienen que retomar asuntos como las jubila­ciones o las incorporaciones en el mundo agroganadero. “La so­ciedad, las administraciones deberían de darle mas importancia al sector primario, como generador de productos alimenticios y no a lo que nos quieren enfocar, a unos cuidadores del medio am­biente”, expone. Por último, Luna critica que no se haya “adelantado en infra­estructuras de ferrocarril y carre­teras” en la provincia de Huesca, que resultan necesarias para “un desarrollo agrario competitivo importante” y pide que se retome el proyecto de Gran Scala.